Calixto Vicente de Armas Cañas

De Armas o Armas fue el apellido que ejerció el control de casi toda la actividad política y social y económica de Guanape por más largo tiempo. Esa hegemonía se acentuó a partir de 1.808, cuando el Rey Fernando VII de España cedió a Calixto Vicente De Armas la propiedad de las llamadas vegas del rió Guanape, comprendidas entre la quebrada de Tartagal y la quebrada de Curucuti en las Aguaditas.

Es por ello que al estallar la guerra de independencia, Calixto Vicente De Armas se coloco desde sus inicios al lado de los realistas. Además, una vieja amistad con el General Francisco Tomas Morales, segundo en jerarquía de los ejércitos realistas y a quien habría ayudado a establecerse comercialmente en Barcelona en los años anteriores a 1.810, comprometiendo todo su prestigio en la causa del Rey.

Calixto Vicente sostiene en pie de guerra a la zona Nor-Occidental del rió Unare con unos 300 hombres, hasta 1.819, cuando rompe sus viejas relaciones con el ejercito Español y con su antiguo amigo y protegido Francisco Tomas Morales. Este le pide cuenta en una larga correspondencia, de la poca ayuda que esta dando a los realistas y le recuerda entre otras cosas la lealtad que los Armas siempre dispensaron a la corona, y a mantenerla viva en los momentos cruciales que se avecinaban.

Calixto Vicente le responde el 16 de septiembre de 1.820, en tono recio, firme y regañón y le ratifica su decisión de no acompañarlos ni un momento mas, entre otras razones, por los actos de crueldad cometidos por Boves, Morillo, Zuazola, Calzada y el mismo Morales, contra su pueblo.

La ruptura de las relaciones facilito la entrada del Coronel Felipe Mazero a Guanape y este pone en manos de Calixto Vicente el destino de la región con el mismo contingente de hombres que siempre comando. Mazero se desplaza desde Guanape hasta otros pueblos en su ruta hacia Barlovento y logra de ellos la adhesión esperada por Zaraza.

Ya consolidadas las posiciones para el lado republicano, el General Carlos Soublette, Vice-Presidente de Venezuela, en campaña visita a Guanape en los primeros días de Mayo de 1.821 y convoca allí una reunión con el Estado Mayor de los ejércitos del Alto Llano y Oriente del país. A la cita concurren José Francisco Bermúdez, General en jefe de los ejércitos de Oriente, el General Pedro Zaraza, comandante de los ejércitos del Alto Llano, el coronel Felipe Mazero, comandante en jefe de las Operaciones y el Comandante Calixto Vicente De Armas. A este le correspondió el honor de ser anfitrión de tres de los más distinguidos oficiales de nuestra independencia, su casa, en una de las esquinas de la plaza, dio sombra de tres días para tan importante asamblea.

De Guanape salieron los lineamientos finales a seguir por el ejercito de oriente en lo que ya son los albores de la Batalla de Carabobo, entre ellos la toma de Caracas por Bermúdez, operación que fue conocida posteriormente como la “diversión de Oriente”. Calixto Vicente aporta a ella hombres, pertrechos y ganado, Bermúdez parte para Caracas con su ejército por la fila de alto Uchire. El General Pedro Zaraza vuelve a los llanos, Calabozo, y Soublette se establece provisionalmente en el cuartel de Sabana de Uchire. Calixto Vicente queda en Guanape como guardián de la retaguardia del ejército de Bermúdez.

De allí en adelante se pierden las referencias de Calixto Vicente, hasta el 7 de junio de 1827, cuando por diligencias legítimas conjuntamente con los señores Vicente María y Carlos Armas, Manuel Itriago, Rosalino Ron, Esteban Francisco Marrero, Bartolomé Rivas, entre otros no menos prominentes guanapenses de la época, solicitaron en nombre de su pueblo -para entonces provincia de Caracas- su categoría de Municipio y de Parroquia Eclesiástica por ante el Alcalde Municipal de la Concepción de Píritu y de conformidad con las leyes vigentes para la fecha. Es así como desde esa fecha data la vida civil de este noble pueblo, y así consta en acta que reposa en el Registro Principal del estado Anzoátegui, con sede en Barcelona, la ciudad capital.
—————————————————————————————————————————————–
INTERCAMBIO DE CORRESPONDENCIA ENTRE CALIXTO VICENTE DE ARMAS Y FRANCISCO TOMAS MORALES EN EL AÑO 1.820. PUBLICADO EN EL PERIODICO EL CORREO DEL ORINOCO, NRO. 86 DEL 25-11-1820.
—————————————————————————————————————————————–

Calabozo 16 de Setiembre de 1820.
Señor D. Calixto de Armas.- Guanape.

Por los partes de V., mi querido Armas, dirigidos al comandante de Orituco, D. José de la Torre he visto las ocurrencias que han acaecido por la Provincia de Barcelona, no puede V. figurarse la satisfacción que me ha causado y me causará en adelante el ver tan fidedignas noticias que ellas solas me han cersiorado de cuanto ha ocurrido é igualmente S.E. á quien he recomendado este servicio el mismo que espero hara en adelante dando parte de cuanto pueda por aquella parte.
Los Armas en todos tiempos han dado lustre a los habitantes de la Provincia de Barcelona por su fidelidad, ahora mas que nunca debe mantenerse en este heroismo, ni las seducciones que los enemigos procuran a los fieles Americanos ni las ventajas que han adquirido en aquella Provincia a causa de no haber gefes, y tropas que hayan sabido mantener los derechos sagrados que la nación les había confiado, y débiles se han dejado alucinar de una orda de pícaros, ni aunque vea V. que los enemigos po¬seen alguna parte de las Provincias de Venezuela nada de esto debe arredrar a V. en teniendo noticias que la división de vanguardia al mando del Brigadier Morales existe cuenten por segura la redención de todas las Provincias. En esta fecha la división consta de 5000 hombres capaces de batir a toda la República, y alistándose hasta 12000 al mismo tiempo que estoy tomando medidas para ir en persona al Llano-alto, a concluir lo más pronto con los miserables que han tenido el atrevimiento de introducirse hasta Barcelona, y desgraciados de los débiles que voluntariamente hayan tomado partido con los enemigos.
En fin V. no ignora que amo a todos Vds. y manteniéndose como hasta aquí a to¬da costa dara todos los partes exactos de lo que ocurra al Comandante Militar de Orituco. Ygualmente vera si los de Guaribe u otros que se hallen descarriados puede con su egemplo reducirlos a que se desengañen de los ofrecimientos falsos de los enemigos, y hacerles conocer lo últil que es el gobierno de la monarquía española.
A sus hermanos que tengan esta por de ellos, y que se acuerden de la amistad que siempre les he profesado la que sera eterna premiando los servicios que en esta época hagan a favor de las armas nacionales.

Deseo lo pase V. bien, y que mande cuanto guste a su muy apacionado amigo y brigadier Q. B. S.

M. Francisco Tomás Morales.

—————————————————————————————————————————–
Señor D. Tomas Morales.-
Guanape 30 de setiembre de 1820.-

Muy Señor mío:

Acabo de recibir la de V. de 16 del corriente a consecuencia de los partes dirigidos por mi al Pueblo de Orituco a D. José de la Torre.
No hallo veces con que manifestar a V. lo que padece mi corazón cuando me acuerdo he seguido por algún tiempo un sistema de Gobierno que solo trata de des¬truir el Continente Americano. Me he comprometido a defender mi Patria en com¬paña de mis hermanos y vecindario, y todos, todos nos hemos propuesto hacerle la guerra a todo él que se declare enemigo de mi nacion.
No hay duda que en todos tiempos las armas del Rey han adquirido nombre; pero conozca V. no lo han sido ellas sino las heróicas azañas de Puy, Calzada, Yañes, Zuazola, Vd., Boves y últimamente cuantos Españoles han mandado nuestro país, que su cuna ha sido igual a su educación, pues solo han acostumbrado el egercicio mecánico y ratero para proporcionarse el alimento. iO cuanto debe V. a á la revolucion! A los Americanos, a mi el primero, que con nuestras vidas e intereses lo he¬mos colocado en ese puesto. Haya mas de esto otro motivo muy poderoso que V. puede alegarme para haber conseguido hacerse Brigadier de los egércitos del rey Fernando, éste es el haber desolado nuestro pais de modo que esto solo ha bastado para que el nombre de V. y Boves sea conocido en el por uno de los pruneros ladrones, asesinos é incendiarios, y esta fama se ha esparcido hasta por las colonias extrangeras.
Me participa que miéntras su division exista con V. a la cabeza sera bastante para destruir la República entera. No dudo lo seran sus intenciones; pero no lo acreditan sus marchas ni su acostumbrado valor, pues en tantos tiempos que ha estado casi abandonado el Llano-alto de Caracas, y el egército de V. pereciendo de hambre no ha tenido el necesario para proporcionarle el alimento, solo por temor del egército del Sr. General Paez. y ¿compone a caso éste la cuarta parte de las tropas de la Republica? ¡Vaya! permítame V. que le diga que son baladrondas españolas.
V. me manifiesta en su carta que dentro de pocos dias marcha con una division de doce mil hombres a destruir todo el Americano que fuese enemigo del rey, su carta me la hace de Calabozo, y despues me han informado se ha marchado para la Villa-de-Cura. Yo no he tenido la menor duda en creerlo, por que para mantener doce mil hombres se necesita estar cerca de los Valles-de-Aragua, aunque creo le es mas molesto para proporcionarle al egército la carne; y tambien creo no pensara V. poner en práctica la marchar al Llano-alto de Caracas, pues se nos retira para la Villa de Cura.
Me han informado que el general Morillo tiene un egército en Valencia de veinte y seis mil hombres, y no he tenido la menor duda en creerlo motivado a que siendo V. General de Brigada manda doce mil.
Extraño mucho el que a pesar de los continuos partes del Coronel Arana de que se halla perseguido por una División de la Republica, no le hayan auxiliado con algu¬na tropa de los doce mil hombres que manda V., motivo que lo ha expuesto a embarcarse en La Laguna de Tacarigua, y marcharse sin saber el destino que lleva; solo si nos han informado que los ganados que quitó este Señor para la tropa los redujo a moneda: pregúntele V. con que fin lo habrá hecho.
Creo sabra V. que los Pueblos, Valle de la Pascua, Tucupido, Potrero, Onoto, Clarines, Píritu, Aragua, Guaribe, Guanape, Uchire y Cupira, convencidos de la justicia que han tenido los Americanos para hacer la guerra al gobierno Español se han levantado en masa: y unidos al Egército de la República, buscan con ansia su enemigo para destruirlo, si V. ha metido en cuenta los hombres que encierran estos Pueblos, rebajelos del total y mande a quien B.S.M.-

Calixto V. de Armas .

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s