José Portillo Castillo

El maestro Portillo

Álvaro Armas Bellorín
Cronista de la Ciudad de Clarines

El día que Rómulo Betancourt vino a Clarines (1) a fundar el partido “Acción Democrática” en abril de 1943, Luís Rafael Bustillos Armas – organizador de ese evento (2) – lo recibió con una gran novedad: el Jefe Civil de Clarines de aquel momento: Rodrigo Blanco Ledesma, había encarcelado desde el día anterior a José Portillo Castillo, quien fue el encargado de colocar los carteles que anunciaban la bienvenida al líder adeco. En ese momento y viendo que ya eran las 12 del mediodía, Betancourt sin disimular su desagrado por lo que él llamó “una arbitraria detención”, despegó uno de los carteles en la calle San Antonio y se dirigió –junto a la muchedumbre que lo acompañaba (3) a la casa de habitación del Jefe Civil, donde casualmente funcionaban las oficinas del telégrafo, es decir en la casa de familia de Don Tomas Miranda Ferrer, – donde años después se edificó el Museo Histórico Clarines. Allí vivía Rodrigo Blanco Ledesma casado con Emma Miranda Bustillos, hija de Don Tomas. Cuentan que Betancourt al llegar, expuso de manera enérgica su defensa al detenido alegando – evidencia en mano – que según el contenido de los carteles, José Portillo Castillo no violó ningún ordenamiento jurídico, pues en ellos no se invitaba a ningún acto público, solo se limitaba a dar la bienvenida a un evento a realizarse en un lugar estrictamente cerrado. Caldeado ya los ánimos y viendo la arbitrariedad del funcionario, Betancourt le pidió a Don Tomas que enviara dos telegramas: uno al Presidente Medina Angarita y otro al Ministro del Interior Uslar Pietri. Fue entonces cuando el Jefe Civil, moderando un poco la displicencia manifestada al principio y – seguramente – temiendo que dichos telegramas pudieran acarrearle un gran problema, le dijo a Betancourt: “Don Rómulo, no mande eso, vállese tranquilo que ya le suelto a Portillo para que los acompañe en su acto”.

Esa argucia legal usada por Betancourt para lograr la libertad de José Portillo Castillo, obligó a los organizadores del evento a buscar un sitio cerrado, céntrico, conocido y donde todos pudieran sentirse a sus anchas. Fue entonces cuando por unanimidad propusieron realizar ese evento de fundar al Partido Acción Democrática en la casa de Marco A. García Sifontes, quien – paradójicamente – no tenía compromisos ni con Acción Democrática ni con ninguna otra organización política, pero si con todo aquello que pudiera acarrear algún beneficio para su pueblo. Fue así como se fundó en la casa de familia de Marco A. García Sifontes el partido Acción Democrática, que – en honor a verdad y para bien o para mal – años después hizo historia en Clarines y sus alrededores.

José Portillo Castillo nació en Clarines el 9 de abril de 1918, era hijo del matrimonio de José Gregorio Portillo (4) con Ignacia Castillo Fermín (5), de cuya unión nacieron cuatro hermanos (6). Sus estudios los inició en la Escuela Federal de varones que regentaba en Clarines el maestro de maestros Manuel Moreno Hernández. En 1937 con apenas 19 años de edad, obtiene – a través de un concurso de merito y oposición – el cargo de Maestro de grado en la recién inaugurada Escuela graduada Fernando de Peñalver en Clarines (7), cargo que perdió por destitución tres años después por su abierta participación en el Partido Democrático Nacional (PDN, Clandestino).

José Portillo Castillo era un hombre culto, de buen carácter, familiar y un voraz lector de todo lo que le caía en sus manos, sintiendo una gran predilección por los textos de formación de izquierda (8) que lo ayudaron a sensibilizarse por los mas desposeídos y para llevar a feliz término su proyecto político – en aquel momento – escenificado en una “Acción Democrática” que nacía como un partido de izquierda socialista, antiimperialista que abogaba por el Nacionalismo. En 1943 se le encuentra entre los más entusiastas fundadores de Acción Democrática en Clarines y ese mismo año fundó una escuela nocturna en la calle San Antonio, específicamente en la casa que fue del Br. López. Esa escuela era una especie de alfabetización para adultos varones mayores de 21 años de edad (9), donde personalmente enseñaba a leer y a escribir a los ciudadanos que aspiraban ejercer el derecho del voto aquel famoso año de 1943 donde se enfrentaron los hermanos Ávila Chacín (10), uno representando al partido de Gobierno y otro al de la oposición. Esa escuela llamada por todos como “La escuela del pueblo”, fue muy útil para la participación cívica de los Clarineses de la época. Allí José Portillo Castillo se ganó el mas grande y honroso apelativo con el que se conoció hasta el final de sus días:: “El Maestro Portillo”.

Casó en Barcelona en 1949 por poder y en la clandestinidad, con la Profesora Rosario González (11) con quien procreo 5 hijos (12).

En 1944 José Portillo Castillo se trasladó a Barcelona para ayudar a lo que él llamó: “reforzar los cuadros de dirigencia partidista” y desde ese instante empieza a formar parte del Comité Ejecutivo Seccional de Acción Democrática, actividad que alternaba trabajando en la empresa Aérea TACA (Trasporte Aéreo, C.A) que despachaba aviones desde el viejo aeropuerto de Barcelona,(13). En 1945 trabaja para la empresa Pepsicola y el 18 de octubre de ese año, con el movimiento revolucionario de Rómulo Betancourt, formó parte del tren ejecutivo del Gobernador Jorge Mogna con el cargo de Director de Política. En 1946 es requerido por el partido y es nombrado Secretario de Prensa y Propaganda del CES. En 1947 (14) es electo Diputado a la Asamblea Legislativa del Estado Anzoátegui (15) En esa Asamblea Legislativa José Portillo Castillo, realizó una destacada gestión parlamentaria, distinguiéndose por ser el primero en solicitar y defender la elevación de la parroquia El Tigre a Distrito Simón Rodríguez, hoy convertido en Municipio. Entre los años 1949-1951, trabaja en Caracas en la Importadora de Licores Monterrey, propiedad de Daniel Salazar Paz, quien era Secretario de Finanzas del Comité Ejecutivo Nacional de Acción Democrática en la Clandestinidad (16).

En 1951, fue detenido en Caracas por la Seguridad Nacional, en la casa del ex Gobernador del Estado Anzoátegui Jorge Mogna con quien pagó presidio por nueve largos meses en la Cárcel Modelo de Caracas. Al salir de prisión vuelve a Clarines clandestinamente a trabajar como administrador del Aserradero Puente Unare propiedad de Cesar Ávila Chacín.

Después del 23 de enero de 1958, José Portillo Castillo comenzó a disentir y a expresar puntos de vista distintos a los defendidos por la dirigencia nacional de Acción Democrática y en consecuencia se unió a los dirigentes que reclamaban el desvió del rumbo del partido por el que luchó toda su vida. Tres años después renuncia a su partido y se unió al Partido Revolucionario de Integración Nacionalista (PRIN) que fue un partido político de izquierda fundado en 1962 tras una ruptura de Acción Democrática llevada a cabo por Raúl Ramos Jiménez. En esos años -ya decepcionado definitivamente de la política- lo encontramos en Caracas trabajando en la CANTV junto a su gran Amigo Jorge Mogna quien era – en ese momento – el Gerente General de dicha empresa. Desde allí fomentó junto a su compadre Lázaro Medina, un fundo agropecuario en Clarines denominado San Isidro, donde criaban ganado de leche y carne. Murió en Caracas el 22 de Abril de 1970 y sus restos reposan hoy en día, en el Cementerio Norte de Clarines.

Notas:

  1. Rómulo Betancourt llegó a Clarines acompañado de Valmore Rodríguez, Luís Beltrán Prieto Figueroa, Jorge Mogna, Ángel Fariñas, Pedro Izquiel, Agustín García y Alejandro Ávila Chacín.
  2. En efecto ese evento lo organizó en Clarines Luís Rafael Bustillos Armas, sin embargo junto a él, estaban: Arturo Armas López (Arturito), Luís Rafael Tirado Bustillos, Alejandro Porras García, Eleodoro García Arreaza, Mauricio Armas Piñero, Alejandro Santamaría, José Caguaripano, Alejandro Valderrama, Rafael David Ávila Chacín, Luís Roberto Chivico Macuares, Antonio José Gómez, Horacio López, Tomas Guarirapa, Carlos Vericoto, Cleto Gómez, Carlos Estrada García, José Erasmo Iguaro, Benigno Tovar, Pedro Luís Campos, Juan Ávila Chacín, Esteban Campos y los jóvenes: José Rafael Domínguez (el Negro Domínguez), Carlos Arismendi Alvarez, Rafael David Estrada Domínguez (Chicho Estrada), David Álvarez Piñero, Alfredo Díaz, Celestino Iguaro, Elías Álvarez Piñero, Antonio Armas Piñero y Alfonzo Conopoima entre otros.
  3. Los tres vehículos que trajeron a Betancourt y a sus acompañantes, fueron aparcados en la entrada del antiguo camino que conducía a la Cruz de Píritu, cerca del cementerio norte. Allí comenzó la caminata por lo que anteriormente era la entrada del pueblo y al llegar al cruce de la calle El Sol con la calle Comercio, Betancourt se separó de la comitiva diciéndoles: “permítanme saludar a estas distinguidas damas” abrazando muy efusivamente a la Sta. Antonieta Domínguez Subero que en ese momento se encontraba observando los acontecimientos junto a María Carlota Amaral Bustillos, en el umbral de la puerta principal de la casa de habitación de Doña Ana Bustillos de Amaral. Cuentan que al incorporarse nuevamente al grupo, Betancourt –evidentemente emocionado- explicó a la muchedumbre, que en los días azarosos de la clandestinidad, posterior a los acontecimientos de 1928; Eleodoro Domínguez Álvarez y su esposa María del Carmen Subero Saume, padres de Antonieta Domínguez Subero, lo habían “enconchó por un buen tiempo” en su finca agropecuaria de Sabana de Uchire, ubicada entre los ríos Chacual y Uchire.
  4. José Gregorio Portillo fue todo un personaje en el Clarines de ayer. En su juventud, fue uno de los hombres más cercanos al General Juan Cancio González Rojas, por cuya memoria sentía una gran veneración y respeto. De él, Rafael Armas Alfonzo escribió copiosamente y recogió en una entrevista que le hizo en los años 60 lo siguiente: “Yo no había acabado de crecer cuando forme parte de la gente que peleaba al lado del General Juan Cancio González; tendría entre doce y trece años, era el cajero, el que tocaba la caja, que ahora llaman redoblante. En ese trabajo sustituí a Guaron, por mal nombre porque por el bueno se llamaba Pedro Valderrama – padre de Atanasio Guarapana – que fue cajero y furruquero en Clarines, en tiempos de la revolución de Los Azules. Guaron estaba ya muy viejo y no aguantaba las marchas a que el General Cancio González sometía, casi a diario, a los hombres que formábamos su ejército. Ese ejército se componía de campesinos de la cuenca del Unare, en su mayoría trabajadores suyos, peones y mayordomos de sus hatos y haciendas y fluctuaba entre trescientos y quinientos hombres, bien entrenados”. En los últimos años de su vida José Gregorio Portillo le dedicó su tiempo a fomentar una parcela agrícola en el Bajo de Cuatro.
  5. Ignacia Castillo de Portillo, hermana de Pedro Pablo, Candelario y Gurmencinda Castillo de Quiaro
  6. Los hermanos de José Portillo Castillo fueron: Antonio Portillo Castillo, definido en los escritos de Rafael Armas Alfonzo como “Uno de los hombres mas útiles que ha dado Clarines” era talabartero y veterinario práctico; Juan Portillo Castillo: Comerciante, bodeguero y productor agropecuario, propietario de dos fundos agrícolas; El venao y las Bolas y Vicenta Portillo Castillo casada con José Manuel López, padres a su vez, de una de las familias mas consecuente y comprometida con el acontecer diario de Clarines y su entorno (los hermanos López Portillo).
  7. La Escuela graduada Fernando Peñalver, funcionó en una hermosa casa solariega, – ya demolida – ubicada en el cruce de las calles Comercio y El Sol, exactamente donde hoy funciona la Prefectura. Su primer Director fue el maestro barcelonés Enrique Rodríguez Courbenas. Algunos alumnos que tuvo el Maestro Portillo en la escuela Peñalver fueron: Alfredo Díaz, José Antonio López López, Armando Estrada García, Elías Álvarez Piñero, Pedro Martínez Doble, Antonio Unamo, Fabio Martínez, Pedro López Anato, David Chivico, Antonio Armas Piñero, Alfonzo Conopoima, David Álvarez Piñero, José Rafael Cumache, José Antonio Porras, Israel Lusinchi, Antonio Calcurían, Juan Rafael Estrada Amaral, Celestino Iguaro, Ing. Carlos Arismendi Álvarez, economista y pedagogo José Rafael Domínguez, abogado y periodista Luís Arismendi Álvarez, geólogo Ernesto García Domínguez, entre otros.
  8. Todavía se conservan algunos de los libros de cabecera de José Portillo Castillo, marcados con su caligrafía y donde se observan notas hechas por él, entre los cuales se encuentran: El capital de Carlos Marx, el manifiesto al partido comunista de Federico Engels y Marx; y algunos textos de Rosa Luxemburgo.
  9. Para 1943, no existía en Venezuela elecciones para elegir el Presidente de la Republica; la única elección que existía era la de Concejales que iban a legislar en los diferentes Distritos y de los Diputados que iban a legislar en los distintos estados. Esa era la única elección que se hacia en todo el país. Posteriormente en cada Estado se hacían dos (2) Asambleas Generales: una donde todos los Concejales electos se reunían para escoger -entre ellos- dos (2) Senadores y otra donde todos los Diputados electos se reunían para escoger -entre ellos- los Diputados que a su vez, iban a conformar -junto a los Senadores que elegían los Concejales-, lo que se conoció como el Congreso Nacional de la Republica, quienes a su vez tenían la delicada misión de elegir al Presidente de la Republica cada 5 años; De modo que en ese momento no existían elecciones Directas Universales y secretas para el Presidente de la Republica. Este estatuto electoral -que establecía que para poder ejercer el derecho al voto se debía ser varón, mayor de 21 años de edad, saber leer y escribir y poseer una fotografía-, permaneció hasta el 18 de Octubre de 1945, cuando gracias al Golpe de estado encabezado por Rómulo Betancourt, se le dio al traste con esa vieja estructura electoral, dándole paso a un nuevo sistema de tarjetas y colores donde votaban hombres y mujeres mayores de 18 años de edad sin importar si eran o no analfabetos.
  10. Ese año se enfrentaron por la diputación por el Distrito Bruzual a la Asamblea Legislativa del Estado Anzoátegui el Dr. en Medicina y especialista en Urología Cesar Ávila Chacin, quien representaba al partido de Gobierno y el Dr. en abogacía: Alejandro Ávila Chacin, quien representaba al partido Acción Democrática.
  11. Rosario González era hija de Lucia González y Matías Padrón Silva, barceloneses
  12. Los hijos de José Portillo Castillo con Rosario González fueron: Alicia Portillo González: Profesora de Biología, graduada en la Universidad experimental Libertador en ciencias biológicas; José Ignacio Portillo González: Ingeniero Industral, egresado de la Universidad Católica Andrés Bello, casado con Rosalva Rizo, con quien procreo a José Ignacio Portillo Rizo; Celmira Portillo González: médico egresada de la universidad de Carabobo, casó en primeras nupcias con Abel Velazquez, con quien tuvo una hija: Idali Velazquez Portillo, en segundas nupcias casó con Tulio Loreto con quien tuvo dos hijos: Tulio Rafael y Tulio Miguel Loreto Portillo; Andrés Eloy Portillo González: Médico egresado de la Universidad de Carabobo con postgrado en la U.C.V. en medicina critica y otro postgrado en Neumonologia. Casó en primeras nupcias con Deleznar Hernández con quien tuvo un hijo: Andrés Eloy Portillo Hernández. En segundas nupcias casó con Yeliza Maita, antropóloga graduada en la U.C.V y abogada el la Universidad Católica Andres Bello con postgrado en derecho penal; Mórelba Portillo González: Secretaria Ejecutiva; Rebeca Portillo González: Licenciada en administración graduada en la Universidad de Oriente, jubilada de la Contraloría General del Estado Anzoátegui.
  13. Para ese tiempo el viejo Aeropuerto de Barcelona estaba ubicado donde hoy existe el barrio Palotal, el Estadio Venezuela y los Tribunales de Justicia.
  14. Ese Año de 1947 en una Convención Regional de A.D. en la cual asistió en representación de la Dirección Nacional el Dr. Alberto Carnevali, José Portillo Castillo ganó por una amplia mayoría, la Secretaria General del Partido en el Estado Anzoátegui frente a sus mas cercanos contendores: Agustín García y Orestes D`Giacomo. Cuentan que en esa oportunidad José Portillo Castillo se lució mostrando sus dotes de orador, defendió con mucha seguridad y firmeza sus planteamientos, logrando impresionar a todos los presentes. Ese Comité de 1947 quedó integrado por: José Portillo Castillo en la Secretaria General, Abilio Torcat, en la Secretaria Sindical; Fernando Suárez Garroni en la Secretaria Agraria; Jesús Salvador Barreto en Organización, Alejandro Palacios en la Secretaria Juvenil y Secretarios políticos: Manuel Atique, Agustín García, Orestes D`Giacomo y Cesar Figuera.
  15. En esa Asamblea Legislativa José Portillo Castillo fue electo junto a Luís Manuel Cabeza Martínez, Jaime Lusinchi, Manuel Atique, Ramón Marín, Luís Tirado Bustillos, José Natividad Marval, Cesar Figuera, Jiménez Villalba, Jesús Salvador Barreto, Luís Ruigieri Parra y Diego Ramírez.
  16. En esos años José Portillo Castillo y su esposa Rosario González, compartían un viejo apartamento en El Valle de Caracas, junto a Avilio Torcat, donde en más de una oportunidad “enconchaban” a los líderes de Acción Democrática que vivían en la clandestinidad. Cuentan que el 31 de diciembre de 1949, recibieron el año nuevo junto al Dr. Leonardo Ruiz Pineda.
  17. Fotografías suministradas por el Ing. Alejandro Arismendi Álvarez y la profesora Alicia Portillo.
  18. Mucha de la información recogida en este escrito, fue proporcionada por el pariente David Álvarez Piñero, Clarinés de extraordinaria memoria que conoció a José Portillo Castillo como maestro de aula. Fue su alumno en segundo grado, en la escuela Peñalver y además compañero de militancia política por muchos años.

Nota Final: Para complementar este artículo pueden leer en este mismo blog la reseña sobre el General Juan Cancio González Rojas, alias Baquirito, en: Juan Cancio González Rojas.

Recordamos que todos los nombres que aparecen en negritas tienen su respectivo enlace con el árbol genealógico de la familia que se encuentra en Geneanet, al hacer clic en el respectivo nombre.
Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

3 Respuestas a “José Portillo Castillo

  1. Por este enlace ubicamos a Israel Lusinchi, quién se menciona como uno de los discípulos:http://gw2.geneanet.org/juliojgonzalez?lang=es;p=israel;n=lusinchiEstoy buscando sus ascendientes para enlazarlo con sus parientes de Clarines.Saludos.

  2. Hola muy buen artículo. Muchas gracias por escribir esta información sobre mi abuelo. Solo quería aclarar que mi nombre es Iralí Velásquez Portillo 🙂
    Saludos,
    Iralí

  3. Anónimo

    muy buena toda esa informacion de esos hermanos portillo castillo quedaba solo mi abuela vicenta y este año dios se la llevo Q.E.P,D…………….. MANUEL TACO LOPEZ mlopez3030@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s